viernes, 23 de abril de 2010

¡¡Qué vergüenza!! (...y seguimos igual)

Desde hace ya unos años, he podido comprobar como van "evolucionando" nuestros ríos, sus bosques de ribera y conociendo un poco más a algunos de sus habitantes. A pesar de normativas, planes de gestión y otras tantas catalogaciones en forma de palabras escritas en papeles con sellos oficiales todo sigue igual.

Se siguen talando y plantando chopos en zonas donde nadie debería tocar nada. ¿Dónde están los bosques de ribera? ¿Dónde están las saucedas, las alisedas, los carrizales, los zarzales...? Se vuelve a permitir que este tipo de actividades se repitan un año sí y otro también. Las orillas de algunos de nuestros ríos, zonas catalogadas a nivel europeo aparecen arrasadas. A todo el mundo le parece mal, pero nadie hace nada. Señores, sí ustedes, Gobierno Vasco, Diputación Foral de Álava... ya vale de mirar hacia otro lado y de trabajar cada uno por su cuenta.

Además de ser el hábitat principal de numerosas especies, algunas de ellas catalogadas en peligro de extinción , los ríos ejercen una importante función conectora. Debe ser objetivo de todos conseguir alcanzar un buen estado ecológico, recuperar o por lo menos dejar recuperarse a nuestros ríos y cumplir como mínimo todo aquello que está escrito.

La Directiva Marco del Agua, de obligado cumplimiento por todos los países europeos, establece que los ríos deben restablecer su estado ecológico para el año 2015.

1 comentario:

Fernando dijo...

Que así sea entonces.